Locales para franquicias.

El encontrar el local adecuado para abrir una franquicia será sin duda una de las tareas más laboriosas que tendremos que realizar una vez hayamos firmado el Contrato de Reserva de la franquicia.

Pero como primer consejo os diríamos que es preferible que tardeis algunos días más en localizar el local adecuado, que no precipitarse y comprometerse con un local que no reúne las características adecuadas. El mobiliario, la maquinaria, la distribución del local o incluso  el personal, si os habeis equivocado, tiene solución, el local una vez hayais hecho la inversión… ya es para siempre.

Existen muchas alternativas para hacer la búsqueda de tu local adecuado; recorriendo  las calles de diferentes zonas, buscar en los portales web y aplicaciones online del sector inmobiliario, o bien puedes pedir asesoramiento de un profesional especializado del sector. Y sin olvidar la posibilidad de contratar una los servicios de alguna consultora de geolocalización para que os proporcionen un informe detallado de la zona que te interesa así como de los locales disponibles en un radio de acción determinado.

Una vez hayas encontrado el local donde abrir la franquicia llega el momento de valorar si las condiciones económicas, contrato de arrendamiento, porcentaje de comisión, entre otros, cumplen con los ideales contabilizados en el plan del empresa. Siendo justo el momento en el cual, es aconsejable  ( si no se tienen conocimientos sobre la materia) buscar ayuda externa de un profesional. Tendrás que negociar  además de lo mencionado antes, los años de duración del contrato, la renovación, los incrementos de precio anuales, el pago de la contribución, los mantenimientos de elementos propios del local (persinas, etc.).

Algunos puntos a considerar al momento de la elección del local para nuestra franquicia:

La ubicación del negocio en el lugar clave, es una recomendación obligatoria  que se aplica para todos los sectores, en especial el de franquicias. Una ubicación estratégica proporciona accesibilidad a una mayor afluencia de clientes y, como consecuencia, un aumento en los ingresos.

Antes de firmar el contrato de compra o arrendamiento es importante analizar el sitio, comprobar que esa zona comercial  dispone de un flujo elevado de clientes potenciales, a los que quieres atraer como futuro franquiciado. Que en la zona no están previstas a corto–medio plazo obras que impidan o dificulten el paso de personas o vehículos, etc.

Densidad demográfica: ¿Cuál es el público existente en la zona? ¿Cuáles son sus edades, ingresos o número de miembros de la familia? ¿Cuál es el crecimiento demográfico esperado?

Motores que generen tráfico: ¿Qué centros de actividad rodean la zona? (complejos de entretenimiento y ocio, oficinas, industria, colegios…)

Analizar la competencia de la franquicia: ¿Qué negocios pueden ser competencia? ¿Cómo es? ¿Cuáles son sus clientes? ¿Qué superficie ocupan sus locales?

Saturación del mercado: considerando la competencia, ¿tiene cabida el negocio en la zona?

Seguridad: ¿Quién proporciona la seguridad? ¿Es un área segura?

Dimensiones de local: ¿Son suficientes para la actividad de la franquicia elegida?

Estado del establecimiento: ¿Tengo que hacer obra civil? ¿Dispone de salida de humos? ¿me facilitaran en el municipio el permiso de apertura?

Visibilidad: ¿Está en un lugar visible? ¿A qué línea comercial pertenece, primera, segunda o tercera?

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Publicación reciente

Newsletter

Aquí lo encontrarás todo sobre el sector de la franquicia.

Artículos Relacionados

Abrir chat