Si te has hecho esta pregunta, es porque ya tienes claro las ventajas que te aporta el modelo de franquicia para expandir tu empresa. Por lo que la decisión más difícil ya la has tomado, quieres franquiciar. Perfecto, vamos a por ello.

Lo primero que necesitarás es evaluar tu negocio actual y ver las carencias que puede tener para afrontar el crecimiento como franquicia. Así una vez conozcas las necesidades que tienes puedes comenzar a trabajar ello, sin prisa pero sin pausa. En este punto recordarte que para poder franquiciar tu negocio es necesario que tengas la marca comercial registrada.

El siguiente paso es definir como serán tus franquicias; tipo de local y ubicación idónea (si es que es necesario local), la decoración y el tipo de mobiliario y maquinaria, el perfil de franquiciado, la inversión necesaria, de donde obtendré los ingresos (canon entrada, royalti, venta de productos, etc), como voy a comercializarla, quien se encargará de la expansión, la formación, etc.

A continuación tendrás que crear y redactar toda la parte documental (contratos, manuales, plan de negocio, dossier comercial) e iniciar las campañas de comunicación y marketing para dar a conocer tu negocio como franquicia.

Y por último, habrá que atender a todas las personas que solicitan información sobre tu franquicia; conocerlas, argumentarles las ventajas de tu franquicia, facilitarles el dossier y el plan de negocio, conocer su capacidad de inversión y saber si reúnen el perfil adecuado para poder gestionar una de tus franquicias.

Comparte esta noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Publicación reciente

Newsletter

Aquí lo encontrarás todo sobre el sector de la franquicia.

Artículos Relacionados

Abrir chat